Las razones para dar mantenimiento a su sistema de ventilación son muchas, y todas son importantes.

  • El aspecto visual: De esta manera constatamos el estado de los ductos. Así podemos mantener el equipo en buen estado: libre rasgaduras o suciedad.
  • El aspecto técnico: El buen funcionamiento al igual que la eficacia del sistema de ductos textiles, dependen de la frecuencia de mantenimiento que se les proporcione. Si no existe un mantenimiento adecuado la porosidad, la capacidad de difusión así como el funcionamiento integral del sistema pierden su rendimiento inicial.
  • El aspecto microbiológico: Es una noción esencial en el control de calidad del aire y un criterio fundamental para la industria agroalimentaria.
  • La resistencia al fuego: El mantenimiento que el sistema de ventilación reciba debe preservar las condiciones iniciales de resistencia a la ignición. Un mantenimiento constante y apropiado de sus ductos garantiza que su sistema seguirá siendo incombustible. El servicio de mantenimiento de HAS esta certificado para mantener dicha resistencia hasta por 100 lavadas.

Todos estos criterios en conjunto permiten determinar la periodicidad necesaria para dar mantenimiento a los sistemas de ventilación por medio de ductos textiles. Desde la concepción, es posible conocer y comunicarle este dato.

A fin de dar solución a las exigencias más rigurosas de la industria, HAS ha creado un proceso de limpieza único, que toma en cuenta las especifidades de cada sistema de ventilación: su ambiente y sus condiciones de funcionamiento.

Gaine textile pour diffuser et transporter l'air H.A.S Climatisation

El servicio de mantenimiento de HAS Climatización realiza el lavado de sus ductos textiles asegurando la eliminación del polvo y la  desinfección completa de su sistema, desde el extractor o difusor hasta la central de tratamiento de aire.

Para conservar el buen funcionamiento de su sistema, es necesario preservar nivel de calidad inicial del mismo.

Después de algunas semanas o meses instalados, los sistemas de difusión de aire comienzan a albergar gérmenes por lo que es inminente que sean lavados y tratados constantemente por un profesional.

En respuesta a las exigencias de la industria, HAS ha desarrollado procesos particulares de lavado que toman en cuenta las especifidades de cada sistema de ventilación: su ambiente y sus condiciones de funcionamiento.

Durante nuestro proceso de mantenimiento, un laboratorio externo se encarga de medir el nivel de contaminación previo y posterior al lavado cuyo reporte se incluye en el expediente de mantenimiento de cada cliente para futuras referencias. Asimismo comprueba el buen mantenimiento de su sistema.

Como parte de nuestro servicio, nuestros técnicos inspeccionan 8 puntos de control verificando que no haya rasgaduras, deterioros o cualquier otro defecto que pudiese alterar el desempeño de los ductos.

En caso de que sea necesaria alguna intervención, nuestro equipo lo contactara inmediatamente para presentarle un presupuesto con el fin de dar comienzo inmediatamente a dicha reparación.